lunes, 27 de abril de 2009

Cosas del mundo

Entró a robar... y acabó convertido en un esclavo sexual


Una peluquera de la región rusa de Kaluga se vio sorprendida por un ladrón en su centro de belleza, cuando la joven acababa su turno, el pasado 14 de marzo.
El ladrón, de 32 años y llamado Viktor, irrumpió en el local a las cinco de la tarde con una pistola y pidiendo el dinero a todo el mundo.
Ahí es cuando aparece en escena Olga, la peluquera de 28 años con conocimientos de artes marciales que simuló entregarle el dinero a Viktor. Cuando el pobre hombre se relamía de contento, ella le dio un puñetazo y lo tumbó. K.O.
Ató a Viktor con el cable del secador, lo amordazó y se lo llevó al trastero mientras animó al resto a que terminaran de trabajar (no estaba sola en el salón: había más compañeros y algunos clientes que ese día seguro que no intentaron irse sin pagar). "La policía está al caer" decía la protagonista de nuestra historia.
Peluquera Olga y Mr. Hyde
Pero la Policía no llegó. Los clientes y el resto de empleados marcharon y Olga fue al trastero. Le dijo a Viktor que se quitara la ropa interior e hiciera todo lo que ella le pedía o llamaría a la Policía... (de película de Antena 3 un sábado por la tarde).
Le ató al radiador con unas esposas rosas dignas del Sex Shop más cutre y le dio Viagra, para asegurarse que durante las próximas 48 horas el muchacho iba a rendir. No entraré en detalles de lo que ocurrió, pero sí os puedo decir que, según Life.ru, cuando Olga dejó marcharse a Viktor, dos días después, éste había sido "exprimido como un limón".
Viktor fue directo al hospital porque tenía sus genitales bastante dañados... y no me extraña. Después se presentó en una comisaría y denunció a Olga.
Para acabar con el surrealismo, Olga se indignó cuando se enteró de la denuncia. "Es un idiota", dijo. "Sí, lo hicimos algunas veces, pero le compré unos pantalones nuevos, le di de comer y de beber y luego, cuando se marchó, le regalé 1.000 rublos (unos 23 euros, vamos)".
Así que Olga denunció también a Viktor y la Policía tiene un cacao mental de agárrate y no te menees. "No sé lo que va a pasar... podríamos encarcelar a ambos: a él por robo y a ella por violación", decía un agente en Life.

5 comentarios:

Dina dijo...

Si es que van provocando y luego... que les violan... y te denuncian... si es que son de un desagradecido que paque, jajaja

Lola dijo...

¿Pero tu de donde sacas estas cosas???
¿Tan espachurrao se lo dejó que tuvo que ir al hospital?, a que se tomó ella otra pastillita azul para ir a la par.
Yo no dudaría, soy salomónica, uno al truyo por intento de robo, y la otra también por secuestro y violación, y no me vale como atenuante estar más salida que el secador de mano!!!
Besitos, me alegro del retorno...

Nefertiti dijo...

Dina: ya te digo, aunque este salió escaldao, creo que ha aprendido la lección.

Lola: una que lee periodicos , articulos y los que me quedo con la boca abierta como es el caso decido que seáis partícipe de ello.
Una vez mas y para no perder la costumbre estoy de acuerdo, los dos a la carcel.Besitossss

Chuk dijo...

Y que los pongan juntitos en la misma celda, jajajajaja...

Nefertiti dijo...

Chuk: jajajaaja, te imaginas, creo que el tio no querriaa.